Os contamos todas las razones por las que deberías contratar un evento de casino para tu próxima celebración.

En nuestro último artículo os contábamos en qué consiste nuestro casino para eventos. Por si acaso todavía tienes alguna duda de que se trata de una de las opciones más divertidas y originales para cualquier celebración o acontecimiento especial, hoy os explicamos las razones por las que contratar un evento de casino os hará triunfar en ese día tan importante y por qué ninguno tus invitados lo va a olvidar jamás.

La originalidad deja huella

Ya sea en una fiesta de empresa, un team-building, en un gran evento corporativo, una boda o cualquier tipo de celebración privada que implique a un número considerable de invitados, se tiende a organizar lo típico que se hace en esos eventos: una comida o cena y, quizá, alguna actuación musical en directo. Esto está genial, pero a menudo nos conformamos con lo de siempre y obviamos otras opciones que pueden marcar la diferencia entre un evento más y otro inigualable.

Es justo lo que ocurre con un evento de casino. Es fácil olvidar una cena amenizada por un grupo de música, pero si justo al lado tienes la opción de ganar al Black-Jack en una auténtica mesa de casino presidida por un crupier profesional mientras que tus amigos lanzaban dados y la ruleta de la fortuna brillaba al fondo de la sala, la cosa cambia: olvidar una fiesta así es prácticamente imposible.

Traslada el glamour del casino a tu evento

Los casinos siempre han destacado por su elegancia y por el glamour que desprenden. El Gran Casino de Montecarlo o Las Vegas suponen un punto de distinción y clase: nosotros llevamos ese espíritu a tu celebración. Nada mejor para conseguir ese punto elegante en tu evento sin renunciar a la diversión.

Diversión asegurada

Cada evento de casino que montamos es diferente. Sólo hay una cosa que todos tienen en común: se genera un ambiente distendido y colaborativo en el que todo el mundo se lo pasa de maravilla.

Esto se consigue gracias a varios factores, pero, principalmente, se debe al buen clima que generan nuestros crupieres y a que tanto el dinero como las fichas que se utilizan no son de verdad, por lo que no existen tensiones relacionadas con ello. ¡Nuestra filosofía es Just-For-Fun!

Gusta a todo el mundo

Otra característica importante es que el casino para eventos gusta a todo el mundo por igual. Independientemente de la edad, el sexo o los intereses personales de cada persona, nos hemos dado cuenta de que en nuestros eventos todo el mundo disfruta jugando y participando.

Da igual que algunos de tus invitados desconozcan las reglas de los juegos. Nosotros queremos que todos ellos jueguen y disfruten, por eso nuestros crupieres las explican en el momento y los neófitos pueden coger rápidamente el ritmo. Ya sabéis que, además, contarán con la suerte del principiante.

Un toque de cine

Una de las opciones que a menudo demandan nuestros clientes y que siempre tiene mucho éxito es hacer el evento de casino temático. Como si se tratase de una película o, mejor, de un viaje en el tiempo, podemos adentrarnos en la década de los locos años 20. Tus invitados vistiendo con flecos, sombreros y boas de plumas; nuestros crupieres armados (con pistolas de atrezzo, por supuesto) ponen orden mientras que el jazz y el charleston suenan de fondo.

Podemos llevar la guerra entre mafias a tu evento y que el mismísimo Al Capone irrumpa en la fiesta mientras todo el mundo juega. ¡Imagina la sorpresa! De repente todos los invitados están involucrados en una escena que podría estar sacada de cualquier película. El lejano oeste, James Bond, años 90… ¡El límite es tu imaginación! Además, nos encanta que nuestros clientes nos propongan temas.

Un evento de casino personalizado

Otro servicio que también tiene mucha demanda entre nuestros clientes es la personalización de las mesas, las fichas de juego o los billetes. Hace poco llevamos nuestro casino a una boda preciosa y los novios se llevaron una gran sorpresa cuando vieron una foto de ellos impresa en cada billete.

Podemos, además, poner cualquier símbolo o iniciales en los tapetes de las mesas o las fichas de juego. Ese tipo de detalles no se olvidan fácilmente y suponen la diferencia entre un evento más y el mejor evento del año.